lunes, 28 de noviembre de 2011

Deportivo Huergo cerró el campeonato con una victoria ante Chichinales

En 15 fechas, el albiverde cosechó 4 triunfos, 2 empates y 9 derrotas

En una tarde nublada y por momentos ventosa, el Deportivo Huergo venció 1 a 0 a Chichinales y de esta manera cerró su participación en la Liga Deportiva Confluencia. Si bien el albiverde no arrancó de la mejor manera este Torneo Clausura, en las últimas fechas el equipo mostró una mejora futbolística y lo ratificó ayer con una gran victoria.

El conjunto de Leonardo Mansilla quería cerrar el campeonato con un triunfo y regalarle los tres puntos a la gente que constantemente apoyó al equipo durante todo el torneo. Pero para ello debía vencer a un Chichinales que, si bien venía mostrando un desempeño irregular, siempre se había hecho fuerte de visitante.

El partido comenzó mejor para Chichinales, porque a través de Gastón Figueroa y Gabriel Hidalgo el visitante manejaba mejor la pelota e imponía el ritmo del partido. A Huergo le costó acomodarse en la cancha y tomar el monopolio del balón, por lo que Jonatan Sánchez y Sergio Cáceres tenían poca acción en la ofensiva.

Pero con el correr de los minutos el albiverde ajustó las marcas, se paró mejor en el mediocampo y allí comenzó otro partido. La pelota empezó a pasar por los pies de Maximiliano Mardónes y Mauro Sánchez y el juego se hizo más vistoso para el local. Además Fernando Calderón se tiró bien como volante por derecha y las arremetidas por ese sector empezaron a preocupar al arquero Rebolledo.

La primera situación clara de gol la tuvo Mauro Sánchez tras un tiro de esquina ejecutado por Calderón. El volante central del albiverde se elevó en el área y cabeceó sólo, pero Naipan salvó sobre la línea. En la siguiente jugada el local pudo abrir nuevamente el marcador cuando Fernando Calderón tomó una pelota de aire y sacó una volea potente que se fue apenas por encima del travesaño.

Huergo manejaba los hilos del partido y Chichinales no podía hacer pie. Sin embargo el visitante iba a tener una a través de Hidalgo, cuando tras una serie de rebotes el "9" tomó el balón y la quiso colocar en el ángulo, pero apareció Pablo Cariatore para darle seguridad al arco albiverde.

Los dirigidos por Leo Mansilla eran los protagonistas del partido pero les faltaba el gol. Y casi lo tuvo nuevamente en la cabeza de Bernabé Agís, cuando el central apareció solitariamente por el fondo, pero esta vez el gol lo evitó el travesaño. Con un Chichinales que hacía agua en la defensa y con una delantera a la que le llegaba poco la pelota, Fabio Herrera se iba preocupado al descanso.

El segundo tiempo comenzó similar a como terminó la primera mitad. El albiverde seguía adelantado en el campo y presionando contínuamente la salida de Chichinales. Con un Deportivo Huergo decidido a buscar la victoria, Mansilla mandó a Maxi Mardónes adelante para conformar un tridente ofensivo junto a Sergio Cáceres y Jonatan Sánchez.

El adelantamiento de "chima" Mardónes le dio más dinamica al ataque de Huergo y Rebolledo lo empezaba a sufrir, porque en la primera que tuvo Mardónes se sacó la marca de encima y cuando el arquero salía a achicar, el "5" metió un pase para la llegada en solitario de Sergio Cáceres que increíblemente le erró a la pelota cuando se disponía a abrir el marcador.

Chichinales no agarraba la pelota y es por eso que su técnico Fabio Herrera mandó a la cancha a Rubén Romero y Omar Cardozo para tratar de controlar los avances del albiverde. Con las variantes Chichinales se adelantó un poco en el campo y dispuso de mucha gente en el medio para recuperar la pelota allí y salir rápido de contra con el solitario Damián Sandoval.

Pero el partido de pronto se volvió chato, porque los equipos se prestaban la pelota y además el cansancio comenzaba a sentirse. Mariano Cáceres ingresó por Sergio Poblete en el Deportivo Huergo para intentar buscar juego por izquierda y aprovechar al movedizo Sergio Cáceres de gran segundo tiempo.

Cuando parecía que el marcador quedaría en tablas, apareció el capitán del Deportivo Huergo para ponerle justicia al encuentro. Maxi Mardónes tomó una pelota en la puerta del área, se sacó de encima a su marcador y cuando quedó cara a cara con el arquero definió fuerte, al palo derecho de Rebolledo para poner el 1 a 0.

Iban 41 minutos y el gol que se le venía negando al albiverde llegó en el momento justo. A partir de allí el local aguantó la pelota, trató de jugar lejos del arco de Pablo Cariatore y tuvo oportunidad de estirar la ventaja. Chichinales intentó en los pocos minutos que le quedaban meter la pelota en el área de Huergo, pero la defensa se mostró segura y no pasó mayores sobresaltos.

Sin duda que la victoria sirvió para cerrar de la mejor manera un campeonato que no comenzó bien para el Deportivo Huergo pero que en los últimos encuentros trató de recuperar la mística demostrada en el torneo anterior.

Con cambio de técnico en la mitad del torneo y con el recambio de muchos jugadores durante el transcurso del campeonato, al Deportivo Huergo le costó repetir el nivel del Torneo Apertura pero dejó bien en claro que las ganas de triunfar están en vistas al año que viene.

1 comentario: